¡Que reviente Hugo Chavez!

14 Dic

E1F01C44-2FD2-4FFB-9168-4D52E9540238_w640_r1_s_cx0_cy10_cw0Militares comunistas cubanos rezando en una iglesia sosteniendo en sus manos gladiolos y velas… por la salud de Hugo Chávez. ¡Hipócritas redomados! ¡Desvergonzados! ¿Marxistas-Leninistas invocando a la Virgen? ¡Quién los vio y quién los ve! ¡Lo que hace el petróleo!

Esta última “parida” ha tenido lugar en la lujosísima iglesia habanera Jesús de Miramar. A don Gregorio Álvarez, sacerdote español (de lo más piadoso), le cupo el “altísimo honor” de oficiar una misa en la cual declaró que “lo menos que se puede hacer ante la enfermedad de Chávez es pedirle a Dios que lo acompañe de una manera especialísima”. ¡Qué comprensivo el cura español! Yo también deseo que Dios  acompañe a Chávez de manera especialísima y lo conduzca a las puertas del infierno y se lo entregue personalmente a Satanás (si Satanás lo admite).

El embajador venezolano Edgardo Ramírez dijo que la misa era “un acto de recogimiento de vida y amor porque Chávez ha hecho mucho por la vida”. ¿Por la vida de quién? Chávez ha destruido la vida de multitud de venezolanos condenando a Venezuela a un futuro incierto dividiendo a su pueblo; a pesar de lo cual “sale ladrando” un teniente coronel (Rodolfo Álvarez) y dice que “Chávez significa la esperanza de muchos pueblos del mundo”. ¿De veras se lo cree? Si Chávez es la última esperanza lo mejor sería que el mundo se acabara el próximo día 21 acorde a los Mayas.

Y esos militares comunistas cubanos rezando en una iglesia sosteniendo en sus manos gladiolos y velas…

Yo fui testigo de la persecución religiosa en la Cuba castrista. Ser Católico, Protestante o Testigo de Jehová, te marcaba para el resto de la vida. Casarse en la iglesia, hacer comunión, bautizar, comulgar, ir a misa, etc. constituía una temeridad. Las agresiones de todo tipo fueron múltiples. En las puertas de las iglesias (lo presencié en Arroyo Arenas) a la hora de las misas, la chusma comunista instalaba potentes equipos de sonido a través de los cuales se oían de manera ensordecedora discursos e himnos revolucionarios; los asistentes a la iglesia (los que se atrevían) eran increpados de manera indecente y zarandeados por miembros de los Comités de Defensa de la Revolución. ¿Eran las prácticas religiosas una amenaza para la Revolución? Se prohibió celebrar la Navidad y las Procesiones. Por último jamás olvidaré que miles de fusilados morían al grito de ¡Viva Cristo Rey!… ¡Preparen, apunten… ¡Viva Cristo Rey!…¡FUEGO!

Y esos Militares comunistas cubanos rezando en una iglesia sosteniendo en sus manos gladiolos y velas… ¡Hijos de Puuuuuuuuuuuuta! ¡Que reviente Hugo Chávez!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: