“No estaba muerto, estaba de parranda”.

25 Oct

Ha muerto fidel castro… otra vez… y otra vez reaparece con su estampa fantasmagórica. Por enésima vez el anticastrismo, impaciente y precipitado, recae en el mismo error de dar por muerto al “caballo”, basándose en rumores sin confirmar. “Radio Bemba” se dispara… que si un periodista venezolano, que si raúl mandó a buscar a Juanita, que si… dale y dale otra vez con la misma cantaleta (yo paso vergüenza ajena). Y al cabo de los días de haberse dado rienda suelta de manera irresponsable y poco seria a todo tipo de especulaciones, aparece el “inmortal caballo, meándose de la risa que le da tanta ingenuidad por parte de sus detractores y más que justificados enemigos.

Esta vez reaparece “el divo” dándonos lecciones de avanzadísima botánica (alucinante) a pié de sembrado en pleno campo y bajo un radiante sol de justicia. ¡Qué calooor! Nos reseña la importancia del cultivo de la Morera y la Moringa. ¿Será el aceite de semilla de Moringa el secreto de la inmortalidad del “caballo”? La Morera sirve de alimento a los gusanos de seda. Y yo me pregunto: ¿Será su intención el iniciar la reconciliación con lo que él llama “la gusanera del exilio” mediante el cultivo de la Morera?

Y en plena huerta se hace fotografiar el parrandero y polifacético dinosaurio caribeño para demostrar al Universo que está vivito y coleando. No me extrañaría que las próximas fotos se las hagan en una farmacia comprando Viagra. Por cierto, hay que ver que mal gusto tiene el desgraciado para vestirse… la camisa que luce en las últimas fotos está puñetera y el sombrero hasta las cejas le da un aire de “jiniguano criollo” perdido en la manigua buscando donde aliviar su apurado estómago (da pena).

Y cuando Fidel muera, ¿qué? ¿Habrá a estas alturas inocentes que al morir el tirano crean que todo acabó? Si algo cambia, será a peor; ahí está su hermano para garantía de la fatídica dinastía y entonces los anticastristas impacientes y precipitados estarán pendientes de la salud del nuevo jefe. Volverá a comenzar la misma cantaleta, volverá a dispararse “Radio Bemba” y el fotógrafo tendrá que hacer nuevas fotos quién sabe dónde al igual que lo hizo con el “caballo”. ¡Cuántas veces darán por muerto a un tirano para finalmente decir: “No estaba muerto, estaba de parranda”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: