¡CÓLERA!

15 Jul

¡Cólera, Cólera! Otra desgracia más que añadir a la larga lista de sufrimientos soportados estoicamente por la población cubana bajo la bota del régimen castrista. Había un cantico muy popular y jocoso que decía: “En Manzanillo se baila el Son en calzoncillo y en camisón”. En ese mismo Manzanillo el otro día, de repente, reaparece el Cólera después de más de un siglo.

En la Cuba revolucionaria que tanto presume de los logros alcanzados en materia de educación y medicina ¿? no ha sido poca la cantidad de epidemias aparecidas repentinamente de las cuales, más de una, jamás se tuvo conocimiento alguno (Dengue hemorrágico, Fiebre Canícola, Malaria). En cada ocasión nunca faltaron las “justificaciones” típicas de la charlatanería más socarrona: “Que si el virus lo trajeron los que vinieron de los países hermanos”, “Que si la bacteria la trajeron los que regresaron de Angola”, “Que si el virus lo introdujo la CIA”. Ahora no creo que culpen a la CIA dada la “mejoría” en las relaciones con  E.U. y las concesiones que el “camarada” Obama tiene para con el régimen caribeño; entonces a alguien se le ocurrió la genial idea de atribuir lo de la reaparición del Cólera, a la llegada a nuestra Isla de ciudadanos haitianos portadores de la bacteria.

No hay que ser un destacado científico para saber que el simple contacto personal deja muy pocas probabilidades para el contagio del Cólera. El Cólera aparece y se desarrolla donde las condiciones sanitarias brillan por su ausencia afectando el estado de los alimentos y la potabilidad del agua. ¿En qué foco de podredumbre en Manzanillo habrá reaparecido el Cólera?

Acabo de oír por la radio la noticia de que aumenta el número de afectados por la fatídica bacteria. Aquí en España más de un medio de información omite y minimiza sistemáticamente cualquier noticia procedente de Cuba que no sea favorable a los intereses de las inversiones turísticas en La Isla. Pero el Sol no se puede tapar con un dedo y esta vez (no es la primera) aunque con algún retraso, la noticia de la reaparición del Cólera en Manzanillo han tenido que difundirla pese a que pueda no contribuir a que las plazas ofertadas en los aviones del Sr. Hidalgo y en los hoteles del Sr. Escarrer sean cubiertas en su totalidad; a veces las inversiones extranjeras en el putiferio cubano sufren algún revés.

Y en medio de todo esto no podía faltar una nota pintoresca por parte de algunos elementos anticastristas en Miami. Así pues, hubo quien se dedicó a “opinar” públicamente que el Cólera en Cuba acabaría con el régimen castrista. Ni el Cólera ni las 7 Plagas de Egipto bastarían para hacer tambalear la dictadura castrista. Cuando cayó el Muro de Berlín también algunos ingenuos consumados dieron por hecho el final del castrismo haciendo el ridículo más espantoso con sus eufóricas y precipitadas predicciones.

La única cólera que pudiera poner en jaque al régimen de La Habana, sería la motivada por la ira de un pueblo desesperado y harto de ser humillado; un pueblo “encolerizado” que haga suya la calle a sangre y fuego… De momento, otra desgracia golpea su desgraciada vida cotidiana, ¡Cólera!.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: