“Aunténticos ilotas resignados” (Último repaso anual al pacifismo)

27 Abr

Sí, el último, porque no vale la pena… porque si continúo cada 28 de Abril escudriñando los supuestos logros de la postura pacifista ante el régimen castrista, no haría más que repetirme en los argumentos ya que la situación en La Isla no ofrece otro panorama que no sea más de lo mismo (cada vez peor).

El régimen sigue dando “migajitas de canario preso” (como dijo Martí)… Ahora los cubanos pueden practicar la compra-venta de sus viviendas (muchas en estado de práctica demolición) y sus automóviles (verdaderos fotingos de reliquia) y convertirse en lo que allí se ha dado por llamar “cuentapropista” (trabajador por cuenta propia) al montarse algún tipo de negocito (“invento pa resolver”) de dudosa infraestructura. ¡Qué maravilla tanto logro al cabo de décadas!

El Papa visitó Cuba, (maldita la hora) ¿alguien se acuerda?, porque a los 3 o 4 días ya nadie comentaba nada de la Apostólica visita en la que el Santo Padre se mostró más que afectuoso con un decrépito fidel y muy atento con el moribundo Hugo Chávez (todo se sabe). Para la disidencia no hubo ni un minuto en la agenda del manipulado Pontífice cuya visita ni siquiera impidió las detenciones y los maltratos típicos de la represión consuetudinaria.

En España, los que fueron desterrados y embaucados con la “bendición” del Cardenal Ortega (la geisha complaciente con el régimen) y la complicidad del miserable Moratinos a las órdenes del siniestro Zapatero, se declaran en huelga de hambre denunciando su adversa situación y hasta tuvo lugar un suicidio por ahorcamiento en Canarias. (Recomiendo al lector leer mi artículo titulado “Bienvenidos al destierro”.)

El pueblo de Cuba lleva décadas “sentado en la puerta de su tienda” esperando ver pasar algún día el cadáver de un enemigo que durante todo ese tiempo ha vivido seguro y cómodo en su guarida disfrutando con deleite viendo cómo van muriendo, después de soportar la mísera existencia a la que él mismo les ha condenado, aquellos que en vez de “ajustarle las cuentas” han preferido “sentarse” hasta ver pasar algún día su cadáver.

¿Se conforman los pacifistas con esta situación? El pacifismo lo único que logra es complacer al ensangrentado régimen y a sus cómplices con intereses económicos. Como cubano siento vergüenza ajena ante semejante postura tan distante de aquella otra de que “hay que romper el corojo” (la postura del Mambí) y me permito recordar que no conduce a la solución del “problema” el comportarse como “Auténticos ilotas resignados”.

PD) “La resignación es un suicidio cotidiano” (Honoré de Balzac, escritor francés).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: