“Un Papa con Dios y con el diablo”

29 Mar

 Inútil y lamentable visita de un papa a Cuba. Un Papa visiblemente afectado por su precaria salud que le hace depender totalmente de un grupo de astutos cardenales complotados para defender los intereses más oscuros de la empresa más antigua de la historia (La Santa Madre Iglesia Católica Apostólica y Romana). Un Papa manipulado pues. Un Papa que pronunció bonitas frases a favor de la libertad y los derechos humanos (frases tan cacareadas) de una manera muy diplomática, muy poco contundente y muy poco adecuada teniendo en cuenta la realidad cubana. Un Papa que tuvo tiempo de sobra para recibir a un decrépito dictador dándole la oportunidad de charlatanear en una amigable y animadísima charla típica de la gerontocracia. Un Papa que según se dice también tuvo tiempo (aunque un poco menos) para recibir al canceroso verdugo venezolano con el mayor e inútil secretismo (todo se sabe al final).

Sin embargo, para ningún representante de la disidencia hubo tiempo, ni tan siquiera para Las Damas de Blanco que tan solo le pidieron un minuto de atención. ¡Ellas tan católicas sin faltar a misa los domingos, pobrecitas! Una geisha complaciente con el régimen, convertida en Cardenal Ortega, se habría encargado de que Su Santidad no fuese importunado por semejante grupo de insolentes alborotadoras. Otros miembros de la Iglesia Católica Cubana hicieron que los esbirros del régimen expulsaran violentamente de sus respectivas iglesias a grupos de disidentes que intentaron una protesta pacífica. En Santiago a un hermano negro se le ocurrió gritar ¡abajo el comunismo! y un miembro de la Cruz Roja le aporreo la cabeza utilizando una camilla. ¿Habrá sido informado el Papa de todo ello?

Algunos sacerdotes del exilio coincidieron con el Papa en su visita a La Isla; allí oficiaron misa y se pronunció una Homilía que no aportó novedad alguna y que fue escuchada, entre otros, por un nutrido grupo de cubano-americanos venidos de Estados Unidos que pagaron a precio de oro el viaje y la estancia (un provechoso negocio para algunos).

En Santiago el Papa dijo haber confiado a La Madre de Dios el futuro de Cuba por el bien de los cubanos. No está mal rezar pero a mí la experiencia me dice que rezando no se “tumban” dictaduras y que ante la tragedia cubana la resignación y el dejárselo todo a la Divina Providencia juega a favor del régimen y sus cómplices y de que todo siga de mal en peor. Dentro de unos días no se hablará de la “visita de cortesía” del Papa, el castrismo y la iglesia de la prostituida geisha complaciente continuarán con sus “quehaceres”, esta vez reforzados por dicha visita, la visita de “Un Papa con Dios y con el diablo”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: