“El hermano iraní.”

17 Ene

Se llama Ahmadineyad y rige los destinos de Irán. En Irán hay mucho mucho petróleo; tanto como para administrar bien “la cosa” y no meterse en líos con ningún otro país. Irán está muy muy lejos de Israel pero el musulmán Ahmadineyad se la “tiene jurada” al pueblo judío ( el más sufrido y heróico en la Historia de la Humanidad) hasta el extremo de haber afirmado en cierta ocasión que la raza judía debería ser aniquilada. Y se pone el hijo de persa a desarrollar un programa nuclear dice él que con fines pacíficos lo cual no se cree ni el tonto del pirulí. Está claro que lo que intenta es hacerse con armamento nuclear para armar su cohetería con la cual no para de ensayar.

Los israelitas que no son tontos de baba, se la ven venir y ni lerdos ni perezosos el MOSAD ya “se ha cargado” a dos científicos nucleares del programa iraní. Los Estados Unidos presionan en la ONU para que Irán sea sancionado y permita que una comisión inspeccione “ciertas instalaciones”. A todo ello Ahmadineyad responde con la amenaza de cerrar el Estrecho de Ormuz por donde pasa un tercio del abastecimiento de petróleo. Y Mr. Obama en vez de “cortar por lo sano” se anda con paños calientes y envía una cartica a Irán pidiendo que no cierren el paso en dicho Estrecho mientras por otro lado intenta “calmar los ánimos” al Estado de Israel. Claro, los judíos están que se suben por las paredes (con razón).

Lo de Iraq también fue por el puñetero petróleo. Y es que cuando Estados Unidos se mete en algún conflicto o lo provoca, casi siempre hay importantes intereses económicos en juego. Para invadir por segunda vez el Iraq de Hussein, el gobierno del tejano Bush estuvo buscando hasta la saciedad algún móvil que justificara ante la opinión pública la decisión de invadir. Al final “echaron mano” al pretexto de la existencia de armas de destrucción masiva en poder del régimen del dictador Hussein, lo cual en definitiva resultó ser una burda mentira; NADIE ENCONTRÓ JAMÁS ESAS ARMAS, pero Iraq fue invadido y toda voz discrepante fue inmediatamente tildada de comunista y traidora (remember Viet Nam, the same old story). Bagdad fue bombardeada y los iraquíes “fueron liberados” del yugo de Hussein, pero… ¿se logró la paz en Iraq? Ahora las tropas americanas “come back home” dejando un panorama envenenado donde el terrorismo se enseñorea por doquier, algo que no ocurría mientras Hussein controlaba la situación. Y yo me pregunto: ¿Hay algún país musulmán donde impere la democracia real? La mayor parte están regidos por gobiernos que se perpetúan indefinidamente en el poder a título de Monarquías, dictaduras militares, sultanatos, emiratos, etc. etc. Entonces, vuelvo a preguntarme: ¿Habría que invadirlos a todos en favor de la democracia? En algunos de esos países la población se ha rebelado pero la democracia sigue brillando por su ausencia ya que la rebelión ha dado paso al extremismo fundamentalista apareciendo Al Qaeda en dicho entorno (terrorismo puro y duro con o sin Bin Laden).

El caso es que si Iraq fue invadido por segunda vez alegándose dudosas motivaciones, la cuestión Iraní requiere urgentemente una solución inmediata. Aquí sí que hay razones para decirle STOP al musulmán Almadineyad. El tiempo empleado en escribir carticas y tratar de calmar los ánimos a los judíos, juega a favor de Irán para que su programa nuclear se corone con el éxito. Al final tendrán la tan ansiada bomba atómica y se sentirán más capaces de cerrar el Estrecho de Ormuz cuando les dé la gana. Bien hace el MOSAD…

Y Ahmadineyad se permite hacer un “tour” por Latinoamérica. Y se aparece el hijo de persa en la Venezuela de Hugo Chávez y se encuentra con que al gorila venezolano se le ha puesto la cara de sapo. Y se aparece el hijo de persa en Nicaragua y se abraza a Daniel Ortega quien reestrena presidencia de manera ilegal en el feudo a pesar de ser un connotado guerrillero terrorista y un insaciable violador de menores en el propio entorno familiar. Y se va a Cuba el hijo de persa con una saca llena de dólares que van a parar a los bolsillos del uniforme de raúl y a los del chándal de su hermano cagalitroso. Al final de la visita a Cuba el iraní se declara hermano de raul sin especificar si por parte de madre emputecida o padre achinado o si se trata de una hermandad entre bujarrones lo cual no sería raro si se tiene en cuenta lo que por aquellas zonas desérticas le hicieron hace algún tiempo a Lawrence de Arabia…

Por último Almadineyad decide visitar Ecuador; un país al que no le sobran pero tampoco le faltan suficientes recursos para salir adelante y cuyo Presidente Rafael Correa es un hombre joven, inteligente y culto con titulación universitaria. Teniendo en cuenta todo ello no creo que le haga falta cultivar “amistades peligrosas” de ningún tipo que en nada beneficien a Ecuador en su desarrollo. ¡Qué lástima Rafael!

Y después de haber provocado hasta la saciedad al “Imperialismo” en sus mismas narices con recochineo incluido, el hijo de persa regresa a Irán donde continúa desafiando y provocando. Así se las gasta “El hermano Iraní”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: