“Un gorila en la cuerda floja…”

2 Jul


Parece evidente que no fue la pócima recetada por el brujo cocalero boliviano llamado Evo ni la liposucción a la que se sometió voluntariamente, víctima de un repentino ataque típico de una loca presumida, lo que sitúa al borde de la muerte al omnipotente líder bolivariano Hugo Chávez. El propio camarada Hugo, en un discursillo que puede pasar a la Historia como el mejor exponente de la más vulgar cursilería (habitual en él), admite públicamente que “los cangrejitos” lo están devorando. Sí, el cáncer lo devora, para suerte de muchos… y en la convulsa Venezuela no ha faltado tiempo para que a más de uno se le hayan “abierto los ojos” ante la posibilidad de relevar al simio golpista. De hecho ya se han constituido varias facciones discordantes entre sí.

En la Cuba revolucionaria, desde tiempo inmemorial, se han coordinado y hasta dirigido los “movimientos” a seguir por buena parte de la izquierda latinoamericana. La Habana es la cátedra, La Habana es la cepa de la que fluye la savia marxista-leninista que traerá la completa felicidad que convierta a toda América en un encantador paraíso proletario… y desde Venezuela llegan voces a La Habana que dicen algo así como “que si con Hugo no ha habido problemas, conmigo menos y además las cosas pueden mejorar para todos”. Las facciones “se mueven”, comienzan las gestiones, los contactos, el tanteo, etc. etc. En La Habana nunca han desperdiciado las “buenas ocasiones”, al contrario, siempre se han sabido aprovechar de ellas; sopesan las situaciones y sin pudor alguno se toma la decisión que más convenga y si hay que “sacrificar”, a quien o a quienes haya que sacrificar, eso es lo de menos.

Hugo Chávez está muy “tocado”, puede estar acabado, ya no es útil, está gastado; “utilicemos a otro”, dirán en La Habana frotándose las manos después de oír las “nuevas proposiciones” venidas de Caracas… Y Hugo, ¡se va al carajo! A los incondicionales y controladísimos galenos se les “instruye” para que lejos de ir a por todas en favor de la salud del compañero Hugo, lo que hagan sea prolongar su estado comatoso un “tiempo prudencial” y al final decir al Mundo aquello de que “hicimos cuanto pudimos pero todo fue en vano, hemos perdido al camarada Hugo”. Todo ello con la mayor sutileza no menos macabra y tenebrosa (no será la primera vez) en la que son verdaderos expertos. El desenlace podría tener lugar en La Habana o en Caracas, a donde el gorila pudiera ser “inducido” a regresar después de ser despedido con el adiós que se da a un seguro paciente en fase terminal.

En un nido de escorpiones puede suceder cualquier cosa. A mí la experiencia me ha convertido en un compulsivo mal pensado que pocas veces se equivoca. Con el tiempo (y un ganchito) todo se sabe. El tiempo dirá si mi teoría es acertada o no. De momento la realidad va demostrando que en el circo de los hermanos castro, la última atracción (importada de Venezuela) la constituye “Un gorila en la cuerda floja…”

Anuncios

Una respuesta to ““Un gorila en la cuerda floja…””

  1. IRENE GONZALEZ 17 julio, 2011 a 8:51 pm #

    HOLA COMPADRE, SIEMPRE ES UN GUSTAZO LEERTE, SOLO QUE HAY VECES NO TENGO TIEMPO DE COMENTAR, APARTE QUE ME SIENTO TAN CHIQUITA EN SABIDURIA QUE NO SABRIA HACERLO A TU NIVEL Y ADEMAS TU LO DICES TODO , QUE MAS SE PODRIA AGREGAR. TE FELICITO POR TU LABOR Y POR TUS SABIOS ESCRITOS. UN ABRAZOTE DEJA VER SI LOS PUEDO IR A VER PRONTO. EL CASO ES QUE QUIERO IR A CANARIAS TAMBIEN Y LA SABANA NO ALCANZA, PA’ TANTO. LES QUIERE MUCHO VUESTRA COMADRE IRENE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: