“Ay, ay, ay, Mr. Carter….”

7 Abr

Vamos a ver, Señor; recientemente ha estado Ud. en Cuba (mi tierra), por segunda vez. Me merece un enorme respeto el hecho de que una persona como Ud., a su avanzada edad y pudiendo ante todo estar disfrutando de un más que merecido retiro rodeado de su familia y dedicado cuando más a “velar” por sus plantaciones de cacahuetes (me encanta la Peanut Butter), sienta, en cambio, inquietudes que le motivan para mantenerse en activo en defensa de los derechos humanos, la libertad y la democracia. Sigue Ud. trabajando, en activo, ocupado, procurando ser útil, sirviendo. Sean para Ud. todo mi respeto y consideraciones.

Ahora bien, referente a su visita a Cuba deseo simplemente matizarle algunos aspectos (desde mi punto de vista) ejerciendo el “derecho de opinión” que seguramente Ud. reconoce y defiende.

Quiero pensar que Ud. va a Cuba lleno de buenas intenciones, con la mejor de las voluntades. Al entrevistarse con los que padecen la represión habrá comprobado “de primera mano” lo mucho que sufren cuantos la soportan. Y yo le pregunto, Mr. Carter: ¿Cree Ud. sinceramente que pueda hacer algo “realmente efectivo” a favor de los que sufren? ¿Cree Ud. que el pacifismo y el diálogo pudieran dar buenos resultados en la Cuba de los hnos. castro? ¿Para cuándo, Mr. Carter? De momento esas prácticas jamás han funcionado en Cuba, en realidad han dado “menos aceite” que uno solo de sus cacahuetes. Quizás, por no decir seguro, que su visita de cierta manera, haya convenido más a la dictadura que al pueblo oprimido (aunque su intención no haya sido tal). La realidad viene demostrando que cuanta más condescendencia se ha tenido con el tirano, más se ensaña este con sus víctimas. Ud. debería saberlo y evitar hacer el papel del incauto, confiado, complaciente y sonriente vecino del Norte que viene a mejorar las relaciones (¿con quién?) y solo logra una declaración de intención de negociar siempre y cuando se haga “de igual a igual”. Y yo me pregunto: ¿Es que una pandilla de matones que se mantiene en el poder sobre un montón de cadáveres se cree igual a un gobierno legalmente constituido? Su postura, Mr. Carter, parece haberles ofrecido esa oportunidad que no han desperdiciado. Y es con esa gentuza con la que Ud. tiene a bien “mejorar las relaciones”. Ud. regresa a E.U. y en Cuba todo sigue igual o peor. Ud. podrá ir por el mundo haciendo gestiones a favor de los derechos humanos en Cuba parafraseando (si lo desea) a Shakespeare diciendo aquello de “People from all Countries, let me your ears” y comprobará que a casi nadie le interesa nuestra tragedia. La sociedad cubana está “dejada de la mano de Dios”. Y el pacifismo, la buena intención, la mejor de las voluntades y el diálogo sonriente jamás pondrán remedio a tanta barbarie. Ahora le diré lo que de seguro podría poner fin a esta situación. Hay que hablar el único idioma que entenderían las bestias con las que Ud. se entrevistó.

La próxima vez que decida ir a Cuba, no vaya en avión. Hágalo a bordo de un portaaviones seguido de un par de destructores y transportes de tropas decididas a localizar objetivos militares y “montarles” una especie de Apocalypse Now, no al ritmo de “la Cabalgata de las Walkirias” de Wagner sino de aquella otra que dice “Que se vayan pa`l carajo de Cuba los comunistas” y ya verá Ud. que ese tipo de “gestión” dará más aceite que el que sean capaz de producir todas sus plantaciones de maní. Aquí la cuestión es hacer que el régimen “cante el manisero”, lo demás, son inocentadas. Ay, ay, ay, Mr. Carter.

Anuncios

2 comentarios to ““Ay, ay, ay, Mr. Carter….””

  1. Carlos 25 abril, 2011 a 4:53 am #

    Excelente trato diplomático. Muy respetuoso y cortés. Pero, sabes que? Ningún político lo merece. La historia antigua y la reciente, demuestran que todos obran por intereses propios. A ninguno les interesa el bienestar de los pueblos. Estoy de acuerdo en que el único método con los dueños de la “granja animal”, es sacarlos a patadas. Carter no es ningún ingenuo, pero que nadie piense que ni a él ni a ninguno otro, le interesa el bienestar del pueblo de Cuba.

    • loboherido41 25 abril, 2011 a 8:22 am #

      Aprecio su acertado comentario. Reciba Ud. un fuerte abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: