“Cuento infantil”

14 Ene

Erase una vez un caballo allá en la vieja Cuba… No un pura sangre, todo lo contrario; su padre fue una mala bestia venida de Galicia y su madre un ejemplar producto de varias razas mezcladas. La mala bestia venida de Galicia tenía muy muy malas pulgas; se llevaba muy muy mal con sus semejantes a los cuales intimidaba y atacaba a fin de quedarse con los mejores pastos. La hembra producto de varias razas mezcladas, en cambio, resultó ser muy muy sociable y cariñosa; quizás demasiado. Con el tiempo tuvo muchas relaciones amorosas y varios hijos, uno de ellos salió achinado como uno de sus novios. Al caballo de la vieja Cuba que no resultó ser un pura sangre, sino un bastardo, le pusieron de nombre fidel y heredó toda la vileza de su padre mala bestia que fue muy muy malo. El caballo fidel resultó ser sumamente astuto y muy muy pícaro. Aprendió a embaucar a los seres humanos y en compañía de su hermano el achinado, durante décadas no han dejado de causar sufrimientos a muchos muchos inocentes. El caballo fidel ya está muy viejo y agotado; su hermano chinesco aprovechando la situación y deseoso de ser el jefe, lo mantiene encerrado en la cuadra y desde hace meses no se sabe apenas nada de él. Mucha gente comenta que el caballo está secuestrado pero ninguna sociedad protectora de animales se ha interesado por él. Solamente un gorila rojo, nativo de la selva venezolana, ha ido de tarde en vez a la cuadra a ver a su querido amigo el caballo fidel. El gorila también es muy muy malo. Al hermano achinado del caballo fidel seguramente le ocurrirá lo mismo que a este por ser tan malo y despiadado también. Los caballos son animales muy nobles a los que la humanidad les debe mucho; algunos figuran en los libros de historia junto a los nombres de muchos héroes que les montaron. No es el caso del caballo fidel, este, como el caballo de Atila, por donde pasa no vuelve a crecer la hierba jamás; la Historia le condenará por ser muy muy malo… a su hermano también. Moraleja: “Los que mal galopan, mal acaban”… Y colorín colorao, este cuento se ha acabao. ¡Haced pipí y a dormir!

Anuncios

3 comentarios to ““Cuento infantil””

  1. irene gonzalez 21 enero, 2011 a 3:07 am #

    Franklin me gusto mucho tu cuento para ninos. Es una buena manera de contarle a los ninos la historia de Cuba. me diverti con tu forma de instruir. Me gusto.

    • loboherido41 23 enero, 2011 a 9:28 am #

      Muchas gracias, tu siempre me animas a continuar, no dejes de leer el articulo que publicaré el 28 de enero, natalicio de Martí. besos

      • Canciller 22 enero, 2013 a 2:54 am #

        ME parece una muy mala forma de dirigirte a los niños, cuando ellos entiendan que hablas de unas personas, o le siembras odio contra ellos o te van a tildar de desgraciado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: