“La hora de raulín”

22 Dic

Todo parece indicar que a raulín le llegó la hora. No me refiero a la hora de su muerte sino a la hora tan ansiada y largamente esperada por él de hacerse con el control total de todo y de todos y ejercer sobre ellos el poder absoluto y despótico. Cuando digo raulín (cariñosísimamente) me refiero a raúl el achinado, a raúl el vengativo, a raúl el temible asesino, a raúl el seductor de mozalbetes, a raúl el bujarrón, a raul, el hermano de fidel (sólo por parte de madre). Ya salió raulín del “cuarto oscuro”; ahora le toca a fidel (la edad le pasa factura) el estar “confinado” en su modesto domicilio recibiendo los cuidados, atenciones y todo el cariño de sus más allegados. El recién llegado al poder absoluto se encarga de que fidel esté en “lugar seguro” donde nadie pueda contactar con él sin su visto bueno. Ya no se ve al coma-andante luciendo algún modelito de camisita del tipo “Corrupción en Miami” con su andar de caracol baboso dedicado a la venta ambulante de su preciadísima literatura bélica. Ahora, los años y su queridísimo hermano raulín, le obligan a esperar la muerte en su casita, lejos de todo protagonismo (ya jod… protagonizó bastante).

Y raulín se estrena en el mando absoluto con un discurso catastrofista en el cual arremete implacable contra la vieja nomenclatura (a la que pertenece) y apela desesperada y agonizantemente a la economía capitalista como “tablita de salvación” ante el hundimiento de la nave en la que recién se estrena como Capitán. Qué dirán ahora ese montón de “comemierdas” que durante décadas han vivido aferrados a los manuales de Marxismo Leninismo como si en ellos estuviera contenida la verdad absoluta y el remedio para todas las cosas. Lástima no hayan sido impresos en papel higiénico… al menos tendrían alguna utilidad (siempre serían mejor que el Gramma).

Y raulín se estrena en el mando absoluto negándole a nuestro hermano Fariñas que pudiera recoger su más que merecido Premio Sajarov en Estrasburgo. ¡Que se cree el bujarrón que Fariñas no estuvo presente! No habrá estado de cuerpo presente pero su espíritu de lucha con toda su moral y dignidad estuvieron muy bien representados por una preciosa bandera cubana colocada con muy buen gusto sobre una silla; también se escuchó una grabación en la que nuestro nuevo Mambí denunciaba valientemente (es su costumbre) las perversas intenciones de un régimen condenado al hundimiento a pesar de sus tardías “modificaciones” en su estructura económica. Y el terror, ¿cuándo acabará? ¿Dejarán en paz a Reina Luisa y familia? Fue un acto muy lucido por lo que allí tuvo lugar; por cierto, sentó muy mal a los hijos de… Marx, Engels, Lenin y Stalin que también asistieron (¡rojos de mierda!).

Óyeme bien, raulín cabronazo, te deseo lo peor en tu nueva etapa. Puedes seguir “haciendo gala” de tu bajeza y cobardía habitual ante un rebaño de silenciosos y asustados corderos, pero nunca faltará alguno que se convierta en lobo-herido y te desnude ante el mundo. De momento, aprovecha tu hora, raulín.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: