“Terminó la veda, hermano Joel, terminó la veda”

2 Nov

Los últimos fines de semana previos a la esperada pronunciación por parte de la Comisión Europea referente a la “Posición Común”, el régimen castrista se “limitó” solamente a “vigilar” a la Sra. Tamayo y su entorno. También le ofrecieron la posibilidad de abandonar La Isla en compañía de sus allegados. Con ello, los hermanos hijos de mala madre emputecida y peor padre, no solo pretendieron dar la imagen de “buenos chicos” dispuestos a suavizar su consuetudinaria represión; también debían evitar a toda costa que los argumentos de sus cómplices en España, dispuestos a defenderlos a capa y espada (como buenos camaradas), resultaran empañados por su habitual vileza. Ya por entonces tuve la absoluta seguridad de que si la respuesta europea resultara negativa al nefasto régimen caribeño, este, en cuestión de horas, volvería a “las andanzas” con mayor contundencia a fin de demostrar de manera clara y rotunda su determinación de que nada ni nadie cuestione su autoritarismo. Así pues, un perro (canciller) ladró y acto seguido “se levantó la veda”.

Gracias al hermano Joel, en continuo contacto directo con el entorno de la Sra. Tamayo, nos enteramos (los que nos interesa enterarnos) de que esta ha vuelto a ser detenida en compañía de 38 disidentes. En dicha detención no faltó la habitual paliza en la cual fue agredida hasta su nieta de 12 años. La Sra. Tamayo fue amordazada y le pusieron en la cara un trapo impregnado de gasolina (raro que no le prendieran fuego). A estas horas no se sabe si han sido liberados. Cabe preguntarse: ¿Cuántos ciudadanos no sufrirán múltiples atropellos sin que nadie se entere por no tener manera alguna de contactar con “el exterior”?

Yo no puedo menos que acordarme de la lucha clandestina contra la dictadura de Fulgencio Batista; sobre todo en su último año de 1958, cuando hasta el propio dictador no era capaz de controlar a sus peores esbirros, asesinos y torturadores: Ventura Novo, Carratalá, Pilar García y su hijo Irenaldo, Laurent, Masferrer y sus tigres (este último, compañero de fidel en lo de Cayo Confite) (menuda tropa iba a liberar a Santo Domingo de la dictadura de Trujillo); siglas como SIM y BRAC nos “quitaban el sueño”. Desgraciadamente la historia se repite con un “segundo tomo, corregido y aumentado” y encima aupado por toda la chusma comunista y socialista internacional. En este “segundo tomo” vuelve a aparecer la pena de muerte que desde la época colonial había desaparecido en nuestra Patria. Desde que llegaron al poder (traicionándonos a todos) la muerte y la tortura son cotidianas. ¡Que lo nieguen o justifiquen los hijos de puta! Y si alguien honesto fuera de Cuba, le cupiera por ignorancia alguna duda de lo que digo, que se dé una vuelta por Banes, ¡ahora que terminó la veda!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: