“LOS NOBEL”

9 Oct

Ya se adjudicaron, solo falta la entrega. ¡Enhorabuena a los galardonados! De un tiempo a esta parte los premios Nobel han sido muy discutidos. Inclusive ha habido severas críticas y hay hasta quien opina que la Academia Sueca ha perdido prestigio. Yo me mantengo al margen y solo la simple curiosidad me invita a seguir “de lejos” el célebre acontecimiento.

El otro día me enteré por la radio de que al Nobel de la Paz figuraron como candidatos nada menos que Evo Morales (el indígena cocalero) y nuestro iluminado y nunca bien querido profeta e insigne escritor (dictador también) fidel castro. Al principio me quedé estupefacto y pensé que era una broma de la emisora. Después de calmarme con la ayuda de un “traguito” de Bacardí Añejo (del más caro) recapacité y llegué a la conclusión de que no sería de extrañar que ambos hubiesen sido galardonados de manera compartida (el premio a la mitad) teniendo en cuenta que la vez anterior, el galardonado fue Obama. ¿Se imaginan mis ya no tan contados lectores la gloria de la que se colmaría Latinoamérica si además de lo de Vargas Llosa, fidel y Evo compartieran el Nobel de la Paz? Las campanas de todas las iglesias desde el Río Bravo hasta La Patagonia no pararían de repicar en tres días.

Sigamos imaginando y veremos la llegada de fidel a Estocolmo; debajo del grueso abrigo una camisita de Glutamato Yeyé para exhibir nada más llegar al vestíbulo del hotel con su pasito de Chévere Macuchévere y su mirada sicodélica que no psicopática. En sus maletas, un montón de sus obras literarias recién escritas y una carta de reclamación a la Academia por no habérsele premiado también con el Nobel de Literatura y habérselo concedido en su lugar a un fascista de la ultraderecha más rancia. La inestimable contribución de fidel a la “paz de los sepulcros” le hace merecedor de todo reconocimiento. Celebremos pues orgullosos y gocemos todos con él tan feliz evento.

Ahora imaginemos la llegada del cocalero; con su melena negra azabache de pelo lacio y brillante recién despiojado y su prenda de vestir confeccionada de pelo de una llama que lo escupió. Dicha prenda aún conserva alguna que otra garrapata del altiplano y fue teñida con más colores que los de una farola de carnaval. Con dos maletas, una llena de hojas de coca (hay que promocionar el producto nacional) y la otra repleta de yaguasca para aleccionar a los suecos referente al culto a la Pacha Mama y que si lo desean se puedan poner en contacto con el espíritu del mismísimo Alfred Nobel mediante el simple uso de tan potente alucinógeno. El Gobierno Boliviano no toma una sola decisión sin la ayuda de tan singular producto, lo cual garantiza la óptima calidad del mismo.

En el vestíbulo del hotel igual coinciden con Vargas Llosa quien debería mantenerse a cierta distancia preservando su integridad física y puede que dicho encuentro le inspire a escribir otra de sus excelentes novelas la cual seguramente titularía “El Caballo y El Cóndor, Triste Destino”.

Por suerte, los suecos decidieron que el premio se fuera a China, evitándonos a todos situaciones tan esperpénticas como las figuradas anteriormente, que de seguro se hubieran dado conociendo la baja catadura de los personajes en cuestión. Por cierto, ¿a quién se le habrá ocurrido presentar y admitir como candidatos a este par de acémilas? Que los suecos no se hagan los suecos, ¡por favor!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: