“NOSTRADAMUS Y MONSTRUO-ADAMUS”

4 Sep

¡Revuélvete en tu tumba Nostradamus! En la Cuba actual te ha salido un competidor. Nada menos que un caballo loco que con sus profecías hará que tu nombre quede opacado en la historia. ¡Nuestro profeta Monstruo-adamus tiene la palabra! Hasta Shakespeare impresionado exclamaría: “People from all countries, let him your ears”. ¡Nos salvaremos todos!

Madre del Amor Hermoso, ten piedad de mí, te lo ruego… Otra vez fidel profetizando desgracias. Esta vez se trata de una guerra en Oriente Medio protagonizada por el Estado de Israel. Y yo digo, pudiera ser que así ocurriera si se tiene en cuenta que hace ya mucho tiempo que el gran pueblo Judío (posiblemente el más sufrido y heróico en la historia de la humanidad) se cansó de que tanto hijo de “mujer soltera y de moralidad dudosa” abusara de él y lo humillara. En la actualidad, cualquiera que pretenda algo en contra de Israel se encuentra con los cañones de sus fusiles humeantes y al rojo vivo. Se hacen respetar, se defienden… ojo por ojo y diente por diente. La vida les ha enseñado a hablar en la única lengua que entienden los terroristas y en dicha lengua, se expresan de maravillas. Creo que se nota “un poco” cuánto les respeto y admiro. No son como los corderos, son verdaderos lobos que defienden a muerte su camada. ¡Eretz Israel, estoy contigo!

Volviendo a nuestro profeta Monstruo-adamus, esta vez en la tele (record de audiencia) su psicosis le llevó a los tiempos en que fuimos colonia de España (ahora el gobierno español le sirve de “madame” en Europa). Me permito recordarle a este “cubano accidental” que su padre, gallego cuatrero, asesino y geófago, militó en las filas de los guerrilleros organizados por el precursor de los campos de concentración Valeriano Weyler. ¡La familia Monster! Pero de eso no habla jamás. ZP diría que no sería políticamente correcto hacer esa “referencia” (otro que bien baila).

Que no presuma Monstruo-adamus de otra cosa que no sea de su “mala sangre” de factor más que negativo. Si decide seguir de profeta, le agradecería que me comunicara los números que saldrán premiados en la próxima lotería; unos cuantos milloncetes no me vendrían nada mal. Mientras tanto, seguiré de pobre por la vida, pero con toda la dignidad que a él le falta y estaré siempre dispuesto (rico o pobre) a continuar importunándole y molestándole más que una mosca “cojonera” a través de Internet. ¡Hasta la próxima profecía, Monstruo-adamus!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: