“GORILA VISITA CABALLO”

26 Ago

Entro en materia ya mismo, es mi estilo, ya saben. Chávez visita a fidel. Dicen que para tratar asuntos relacionados con un posible holocausto nuclear. Y yo digo que no. No trago (otros sí). El uno y el otro, saben de sobra que mientras la White House esté ocupada por un inquilino “norteamericano descafeinado”, musulmán y pacifista, no hay que preocuparse por la radioactividad. El hawaiano no es capaz de tirarle ni un gollejo de naranja a un inválido en un sillón de ruedas. Irán sigue adelante con su proyecto nuclear y no pasa nada. A Corea del Norte le entran por un oído y le salen por el ano las advertencias de Norteamérica y no pasa nada. Se han celebrado maniobras militares conjuntas en Corea del Sur porque en el Pentágono saben que entre Putin y el de Pekín, de momento controlan a los del norte. El Tío Sam se retira de escenarios bélicos en los cuales son imprescindibles para contener a los terroristas; así estamos viviendo, con los “discípulos” de Bin Laden debajo de nuestras almohadas y no pasa nada. Dos no se fajan, si uno no quiere. O sea, que si el Gorila visita al Caballo, será por otras cuestiones.

Llega el Gorila y le pregunta al Caballo: ¿Cómo está mi fuhrer, perdón, mi fidel? Y el brioso potro le responde: Aquí mulatón, en el tíbiri-tábara, ¿cómo le va a los venezolanos? Y el Gorila le dice: Fenomenal, los tengo a buchitos de agua y patadas por el culo. Intercambian sus rojas camisas y alguna que otra sonrisa horrorosa. Chávez se bebe un ron con hielo y a fidel le traen, disuelto en un zumo de piña, el fármaco especial para el ganado equino que le recetó el veterinario. Así está… ¡No hay quien lo pare! Y con la misma se ponen a dialogar sobre el tema que en realidad les ocupa.

La cuestión es ponerse de acuerdo para hacerle la puñeta al nuevo presidente de Colombia entre tanto se apoya y ayuda a la cleptómana presidenta de Argentina, al de Ecuador, al ex-terrorista tupamaro presidente de Uruguay, etc. etc. etc. También hay que animar al indígena cocalero de Bolivia, ese cuyo nombre se debe a una venganza; su padre quería que fuera niña para llamarla Eva y cuando le vio los genitales exclamó: “¿Así que machote eh?, pues ahora te llamarás Evo, ¡cabrón!”. O sea, que Evo y no Eva, pero en definitiva en el Paraíso, de la coca, claro. A ese tipo de indigenismo yo no le socorrería ni con una sed de agua, de eso que se ocupe la DEA con APACHES bien nutridos de NAPALM y que cultiven la coca en la cara oculta de la luna.

Continúa el diálogo entre el Gorila (animadito por el HAVANA CLUB) y el Caballo (“embalao” con su fármaco veterinario) y uno le recuerda al otro que para todo lo anterior pueden contar seguros con la inestimable ayuda de ZP. “Si ZP no coopera sabe que lo mando pal carajo, chico”, dice Chávez “entonado”. El español no está presente en tan singular conciliábulo, por cuestiones de agenda.

Y mientras todo esto ocurre, los venezolanos y cubanos siguen con el culo al aire a la espera de “mejores tiempos”. ¿Llegarán? ¿Cuándo? De momento, calladitos y resignados, como Dios manda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: