“El Caballo estadista, ¡JO!”

8 Ago

¡Virgen Santa!,  cuando crees que lo has visto todo… ¡Qué va! Ya estamos con otra parida; (pare más que una marrana) esta vez el demente va de estadista… ¡Tiembla, Churchill! En la Asamblea Nacional, de verde olivo sin chatarra, (hay que lavar y planchar la camisa roja que le regaló Chávez) en una reunión extraordinaria convocada por él mismo (siempre tan modesto) en la cual fue ovacionado, (faltaría más) advirtió al Universo del peligro de una guerra atómica entre E.U. e Irán. Al pueblo cubano, sin otros problemas cotidianos, esa posibilidad le debe tener muy angustiado. El resto del Mundo, que vive pendiente de sus acertadísimas reflexiones, se habrá sentido aliviado después de escucharlo atentamente. ¡Manda huevos! Hasta se permitió aleccionar a Mr. Obama. El carismático mulatón de la White House no tendrá con que agradecérselo.

¿En su putrefacto estado mental, creerá “Caballoloco” que lo de Angola y lo de la Crisis de Oct. le habrán servido para graduarse de estadista? Nada más lejos de la realidad, en ambas contiendas el “descerebrado” no fue más que un simple peón que puso a parte del pueblo como carne de cañón. A lo más que pudo llegar el desgraciado, fue a graduarse de Derecho a punta de pistola. (Más bien “jorobao” que Derecho) Eso sí, mucha labia para embaucar.

En la antes mencionada asamblea habló dos veces de la Unión Soviética y de los soviéticos refiriéndose a Rusia. ¿Se le habrá parado el reloj? ¡Putin, corre, envíale un Poljot! ¡Así está la cabra de loca!, mejor dicho, el cabrón. ¡Aquellos tiempos en los que él y Nikita se comían las boquitas! ¿Se acuerdan?

Parece que hace cuenta de vivir muchos años más cuando habló de “planes a largo plazo”. Igual se hace construir una pirámide como la de Keops y no se muere hasta que la terminen. O sea, que igual en vez de otro libraco de batallitas, se pone a escribirnos una enciclopedia… ¡Mal parido!

En la “lúcida” asamblea también estaba Raulito. Le dieron permiso para salir del cuarto oscuro y poder asistir al “histórico evento”… Eso sí, con la condición que no abriera la boquita y se limitara a estar alerta, tomar notas y aplaudir al genial estadista… Así fue; se ve que sigue mi consejo. Llegará muy alto, en su momento.

Por cierto, el próximo viernes “Caballoloco” cumplirá, si llega, 84 años. A lo mejor Mr. Obama, agradecido de sus lecciones, le cante públicamente el Happy Birthday Horse Power (hp). El resto de los horse power`s que idolatran a “Caballoloco”, dentro y fuera de Alcatraz, perdón, de Cuba, también lo celebrarán. En lo que a mí respecta, no puedo evitar pensar en el gran alivio que habrá experimentado la pobre emputecida madre del dictador, cuando terminó de parirlo después de haber estado once meses en estado de gestación por haberse preñado de burro. ¡Feliz cumpleaños, horse power!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: