“Al Sr. Obama”

3 Jun

 

Mr. Obama, President of the United States of America:

         Ante todo le expreso mi mayor respeto, consideración y admiración; pero no es mi intención dirigirme al Presidente, sino al ser humano, al hombre, al amigo si usted me lo permite. Sin más rodeos le expongo lo siguiente:

         Sé que sus mayores compromisos los tiene usted con el pueblo norteamericano. Pero estoy seguro de que no es usted insensible ante la tragedia que vive el pueblo cubano. Sus predecesores en la “White House” tampoco lo fueron. Pero el caso es que a 90 millas de la primera potencia mundial, un tirano se sigue embriagando con la sangre del pueblo. Estados Unidos pone orden en Iraq, en Afganistán, etc. También advierte a Corea del Norte que no se pase de la raya. Y todo ello muy lejos de casa. Sin embargo, en su “zona de influencia”, los castro, los Chávez, etc. hacen y deshacen a su antojo.  ¿?  Algo me dice que los que a usted le precedieron en el cargo, bien pudieron hacer mucho más en favor de la libertad en Cuba. Siempre he pensado que Estados Unidos tiene un gran compromiso moral e histórico con el pueblo de Cuba y por tanto una “obligación ineludible” con dicho pueblo.

          La historia de Estados Unidos y la de Cuba  se cruzan en más de una ocasión.  En su momento contribuisteis a que Cuba dejara de ser una colonia. Nuestro suelo se regó con abundante sangre norteamericana. Mi abuelo, siendo Comandante en las filas del General Sánchez Hechavarría,  participó en el asalto a la Loma de San Juan en apoyo a las divisiones norteamericanas “Wheeler y Kent”. Acabó la guerra y a pesar de “tener que aceptar decisiones arbitrarias” por parte de Estados Unidos, ambas naciones mantuvieron siempre un destino compartido no sólo en momentos felices sino también en circunstancias adversas.

            Hoy, en suelo norteamericano, el grueso del muy honroso exilio cubano ha encontrado una segunda patria con todos los deberes y derechos como ciudadanos libres. Incluido el derecho a votar en la elecciones. En busca de sus votos van y vienen una y otra vez, Demócratas y Republicanos, cargados de promesas (incumplidas) referentes a poner fin a la dictadura en Cuba. Sr. Obama, no haga usted lo mismo, no le hace falta. Como Presidente, tiene usted una bonita e irrepetible oportunidad. ¡Sienta el llamado de “La Historia”! No mire hacia otro lado cuando de Cuba se trate ni se lave las manos como Poncio Pilatos. ¡Sus manos están limpias! En su momento, John F. Kennedy (admirado por usted) se vio atrapado en una dificilísima situación cuando la “Crisis de Octubre”. Hizo lo que pudo; fue un acérrimo enemigo de castro. Ya han pasado muchos años. Si ahora se requiriesen negociaciones a nivel internacional, al igual que se conversa con Putin referente a Georgia, Corea del Norte, etc. ¿por qué no hablar de Cuba?

           En Cuba no hay petróleo, ni oro, ni diamantes, ni uranio, etc. Sólo queda un pueblo mancillado en el que a una buena parte de sus habitantes aún les queda la esperanza de que su “poderoso vecino del norte”  algún día se tome más en serio lo que a la vuelta de su esquina está sucediendo. Insisto en que tiene usted una “Golden Oportunity”. No la deje pasar Sr. Obama; recuerde usted nuestra historia en común. ¡Piense en sus hermanos afrocubanos! Ahora vuelven a ser esclavos junto a sus paisanos blancos. Algunos prefieren morir de hambre. (Orlando Zapata Tamayo) .

          Sr. Obama, no importa que me conteste la presente (usted es una persona muy ocupada).  Me honraría demasiado recibir unas letras de sus limpias manos. Prefiero ver “hechos”,  no palabras. Tengo 69 años…  se me acaba el tiempo. Reciba un fuerte abrazo de un amigo sincero.

                                           Franklin Alberto Argilagos.

PD. “Respect me, give me liberty or give me death” (Sir Patrick Henry).

Anuncios

Una respuesta to ““Al Sr. Obama””

  1. IRENE 8 junio, 2010 a 4:02 am #

    HOLA, POR FIN PUDE TENER UN TIEMPITO PARA LEERTE.
    COMO SIEMPRE , MUY COMPLACIADA EN LA LECTURA DE TUS OPINIONES SIEMPRE ACERTADAS. TIENES TODA LA RAZON , COMO SIEMPR, PERO ESTO ES LO DE NO CABAR Y A SANER QUIEN LE PONE EL CASCABEL AL GATO.
    LA PELOTA SOLO PICA Y SIGUE. ME ENCANTA LEERTE. SIEMPRE CERTERO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: