¿De qué presumes, Fidel?

12 May

Los hay que no tienen de que enorgullecerse ni de qué avergonzarse. O sea, que ni fu ni fa. Los hay que tienen motivos de orgullo y se enorgullecen o dejan de hacerlo por sentido de humildad. Los hay, pobres, que tienen motivos para avergonzarse y no dicen nada; su prudente silencio me parece lógico y bastante justo. Los que me resultan insoportables son aquellos que desde antes de nacer se han encontrado sumidos en un mar de oprobio y vilezas; que ambas cualidades le hayan acompañado durante su existencia y encima presuman cual pavos reales. En la triste figura del coma-andante, tenemos un vivo ejemplo de “presunción injustificada”.

¿De qué presumes, Fidel, de tus orígenes?: Tu pobre madre (y lo digo con el respeto nacido de la compasión) sin haber llegado apenas a su adolescencia, fue víctima de la lascivia del “que dicen” fue tu padre, que la ungió en sus pegajosas babas sin miramiento alguno. ¡Pederasta! Ella, pobrecita, siempre “obedeció” a su violador; no podía haber sido de otra manera después de haberse “formado” en un ambiente de vileza, de violencia, de marrullería, etc. También le fue infiel. Fíjate en la cara achinada de tu hermano Raúl. La gente investiga y todo se sabe; hay muchos “secretos a voces”. El “que dicen” fue tu padre, aparte de pederasta fue un vulgar cuatrero asaltador de caminos, que asesinaba a los peones de su latifundio que les resultaran protestones. El “que dicen” que fue tu papá, engrosó las guerrillas organizadas por Weyler. (Lo peor del ejército colonialista español en aquella época) A veces se me ocurre pensar: Con lo vulgarmente “alardoso” que eres, cuánto te gustaría haber sido descendiente de Mambí. ¡Quién te aguantaría, macho! Que contento estarías si mi ascendencia de heroicos patriotas fuera la tuya. ¡Quién te aguantaría, alardoso! Tu familia … ¡Vaya familia!

¿De qué presumes, Fidel, de tu época de estudiante?: Algunos de tus compañeritos de estudios te señalaban como hijo bastardo. El dinero ensangrentado del “que dicen” fue tu papá, no pudo evitarte malos tragos en los colegios. En el colegio de Belén te zurraron. Pedías dinero prestado a tus compañeros y no les pagabas… ¿no te alcanzaban los pesos que enviaban del siniestro latifundio? Ay Fidel… En la universidad llevabas pistola, (no eras el único, a decir verdad) tenías fama de bravucón y el arma te sirvió para obtener el aprobado. Ay Fidel… Te viste envuelto en asuntos turbios. ¿Qué pasó con Manolo Castro? Su cadáver presentaba casi todos los orificios de entrada de balas localizados en la espalda. (Su apellido no tenía nada que ver con tu indigna familia). El estudiante Manolo Castro… asesinado por la espalda.

¿De qué presumes, Fidel, de haber sido un buen revolucionario?: Participaste en la lucha contra Batista, pero no fuiste el único. Después del fracaso en el cuartel Moncada, aquella fatídica mañana de Santa Ana (ataque en el que los Castro se mantuvieron en la retaguardia), tú, tan marxista-leninista (bien callado te lo tenías) te fuiste a refugiar debajo de la sotana de Monseñor Pérez Serrante, Arzobispo de Santiago de Cuba. Éste parlamentó con el Coronel Del Río Chaviano acerca de tu entrega reclamando todo tipo de garantías y lo mismo hizo tu suegro, Díaz Balart, cuando llamó por teléfono a Batista, del cual era muy amigo y consejero personal, y le dijo que no quería que te hicieran daño porque eras el padre de su nieto. (Fidelito) En tu alegato de defensa profetizaste que la cárcel iba a ser muy dura contigo y el caso es que al poco tiempo te indultó el dictador y te fuiste a Méjico. ¡Qué suerte! Regresaste de guerrillero. La tuya no fue la única guerrilla. Hubo mucha más gente que sin tener que ver nada contigo combatió a Batista. ¿Te acuerdas del ataque al Palacio Presidencial? ¡Qué bien te vino que aquello fracasara! Tú has sido un experto en mandar a morir a los demás. No puedes enseñar ni la cicatriz de un pinchazo de marabú en tu etapa de guerrillero en la Sierra Maestra. Los que “estábamos” en zonas urbanas (Acción y Sabotaje MR-26-07) después de “hacer algo” teníamos menos seguridad que tú en la Comandancia General de la Plata,  donde un día otro “barbudo” harto de pasearse por “allá arriba”, te dijo: “Si queremos ganar la guerra, tenemos que bajar al llano”. ¿Te acuerdas?  Con el tiempo le fusilaste. ¡Cobarde!

¿De qué presumes, Fidel, de haber sido fiel a quienes lo fueron contigo?: Que se lo pregunten al que era director de la revista Bohemia. Que se lo pregunten a Julito Blanco Herrera, dueño de La Tropical. (Con la cantidad de dinero que donó a la revolución en la clandestinidad) Le quitaste la cervecería y su yate, “El Criollo”. Pero Julito era muy influyente dentro y fuera de Cuba. Hizo que un reducido grupo de valientes rescataran “El Criollo” y se lo entregaran en Miami. ¿Y qué pasó con Camilo? Desapareció misteriosamente… También pusiste en boca del Che cosas que no dijo en sus “momentos finales”. Todo el mundo sabe que lo dejaste tirado en Bolivia.  ¿Qué pasó con Gustavo Arcos? Te diste gusto martirizándolo… Lo del Gral. 8A fue monstruoso; ahí se lució como una vedette tu hermano Raúl. ¡Vaya trato que recibieron los hasta aquí mencionados! Sinceramente creo que fuiste “más sociable” cuando lo de Cayo Confite con un “sujeto” que te tocó de compañero en dicha  “aventurilla” , porque seguramente sois de la misma calaña. Me refiero a uno de los peores esbirros que tuvo después la dictadura de Batista: Rolando Masferrer. ¿Te acuerdas de Los Tigres?

¿De qué presumes, Fidel? ¡Infeliz! Eres tan insignificante como persona que tu nombre y apellidos deberían ser escritos siempre con minúsculas.

Hasta pronto y muchas gracias. Próximo artículo: “Ahora, peor que antes”

PD: En mi tierra,  un señor llamado José, un día dijo: ¿Del tirano? Del tirano di todo, ¡di más!; y clava con furia la mano esclava sobre su oprobio al tirano. (Su apellido era Martí)

Anuncios

Una respuesta to “¿De qué presumes, Fidel?”

  1. IRENE 13 mayo, 2010 a 3:43 am #

    ESTA SI QUE FUE FUERTE!!!!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: