¿Quien soy?

25 Abr

Nombre: Franklin Alberto Argilagos. Fecha y lugar de nacimiento: 2-11-41 en La Habana. Estudios: Primaria en el Candler College; muy cerca del colegio de Belén donde estudió Fidel. Secundarios en el Ellenville High  School en el estado de New York y el La Havana Business Academy de Almendares;muy cerca del cine Arenal. Sin animo de presunción, pero con mucho orgullo, afirmo que el apellido Argilagos (de origen catalán) en Cuba, constituye una casta fundada por más que notables y heroicos mambises. Mi bisabuelo, Francisco Rosalía Argilagos Guimferrer, además de notable hombre de ciencias combatió en el ejército mambí en la guerra del 68 concluyendo la misma con el grado de coronel. Su hermano Rafael, además de médico fué ingeniero militar y en 1864 se incorporó a las huestes de Benito Juarez en Méjico. Allí dirigió el Hospital Militar de Córdoba como médico cirujano en jefe y fué ayudante del jefe del ejercito, General González Ortega. En 1867 regresó a Cuba y un año después se incorporó a la guerra del 68 en la cúal murió luchando a las órdenes del General Manuel de Quesada en 1870 con el grado de Brigadier. En la guerra del 95 mi bisabuelo, ya viejo, solicitó la incorporación a la lucha de 3 de sus 11 hijos: Franklin, Arturo y Roberto. Franklin fué mi abuelo y concluyó la guerra con el grado de  Comandante. Su esposa (mi abuela) también estuvo en la manigua. Realizó labores de periodista en campaña al concluir la guerra fué condecorada por la Asociación de Veteranos con la Cruz de la Orden al Mérito Mambí. Mi tio-abuelo Roberto murió en combate siendo partes de su cuerpo mostrados en público como trofeos de guerra. Amalia Simoni Argilagos (otra de los nuestros) en su momento contrajo matrimonio nada menos que con el General Ignacio Agramonte; su aporte a las dos guerras la harían merecedora del calificativo de Heroína.

Siguiendo la tradición, mi padre participó de manera destacada en la lucha contra la dictadura del General Machado. En cierta ocasión se presentó en la prisión del Castillo del Principe (la Habana) con un compañero ambos disfrazados de policias y con documentación falsa en la cuál se solicitaba el traslado del prisionero Félix Ernesto Alpizar ( lider de la federación estudiantil universitaria) logrando su fuga. Poco después Alpizar fué asesinado por la porra machadista. También destacó mi padre luchando contra la dictadura de Fulgencio Batista. Y si no que se lo pregunten al Comandante Eloy  Gutierrez Menoyo. En lo que a mi respecta, durante la dictadura de Batista,  siguiendo la tradición familiar a pesar de ser menor de edad (16 años) siendo estudiante también participé en la contienda contra el dictador. El grupo con el cuál contacté nos se fiaba de mi corta edad y limitaba mi participación en “según que proposito” . Sin embargo, en cierta ocasión tuvieron conocimiento de que iban a ser detenidos y todo el material que tenían (documentos varios, bonos del 26 de julio, explosivos, etc.) tuve que “guardarselos” debajo del lavadero que había en el pequeño patiecito de mi casa (la de mi familia) en la calle Tres Rosas, muy cerca del campamento militar de Columbia. En otra ocasión intenté incorporarme a la incipiente guerrilla que comenzaba a operar en la Sierrra de los Organos en Pinar del Rio. La cosa falló y fuí detenido por el  temido SIM (servicio de inteligencia militar) presidido por el tristemente célebre Gral. Pilar García; su hijo Irenaldo ( Coronel) era el jefe del negociado de investigaciones. Alli se torturaba de tal manera que al dueño de un bar-cafetería que había muy cerca, se le había ordenado subir exageradamente el volumen de la música para que no se oyeran los gritos de los interrogados. El segundo jefe de dicho negociado era un militar pundonoroso ( los había; la verdad hay que decirla) llamado Bernardo Perdomo y Granelas ( Comandante) .A la hija menor del Comandante Perdomo  mi madre le daba clases de piano….. Abreviando diré que eso fué lo que me salvó. Después triunfo la revolución que por la “Radio Rebelde” desde la Sierra Maestra ( territorio libre de Cuba) aclaraba que no era roja, sino azul como nuestro cielo y verde como nuestras palmas. Antes de haber transcurrido un año después de dicho triunfo y comprobando sobre la marcha la magnitud de la traición, siguiendo la tradición familiar ( valga la redundancia) comencé a combatir al régimen castrista en la medida de mis posibilidades. Jamás integré un CDR y jamás vestí el uniforme de miliciano ( lo cuál me acarreó no pocos “problemas”) Desde mi puesto de segundo jefe de distrito en la aduana del puerto de La Habana, estuve pasando información a un agente de la CIA , que confirmaba el envio de armamento y tropas desde la URSS. Todavía recuerdo el nombre de dos barcos de Alemania Oriental en cuyas bodegas, además de lo que figuraba en el manifiesto de carga, “venía otro tipo de mercancia” que eran posteriormente descargadas en los puertos de Mariel y Cabañas en la provincia de Pinar del Rio. Los barcos eran el Theodor Korner y el Heinrich Heine. También recuerdo el nombre de uno de los oficiales: Horst Kromshold. Fuí detenido cuando lo de Bahía de Cochinos, me sacaron de la aduana y estuve dando tumbos hasta que quede exento del servicio militar a los 27 años y solicité el permiso de salida que demoró 30 meses (2 años y medio) la mayor parte de ese tiempo en el  “Camagüey Glorioso” trabajando en los cultivos de caña de azúcar de sol a sol , mal alimentado, sin apenas higiene, mal tratado, continuamente vejado, sin poder ir a La Habana a visitar a mi mujer y mi hijo recién nacido y todo ello en las mismas llanuras en las que lucharon a sangre y fuego mis gloriosos antepasados. A última hora me trasladaron a La Habana con enfisema pulmonar y pleuresía. Al poco tiempo me dejaron salir del país. ¡Resistí! Y en los días y noches en la campiña camagüeyana  siempre sentí la presencia de mis mayores a mi alrededor. Me vine a Mallorca, rehice mi vida y desde aquí cada vez que ha tenido la oportunidad de “hacer algo” en contra de aquello, no la he desperdiciado. Soy ciudadano español, estoy jubilado y no me arrepiento de nada. Sólo lamento no haber podido hacer más en cada etapa de lucha en contra de la maldad. En el próximo artículo explicaré porqué he decidido ser bloguero. Estoy seguro de que va a interesarles. Hasta la próxima y gracias.

Anuncios

Una respuesta to “¿Quien soy?”

  1. Alicia Argilagos 26 abril, 2010 a 10:23 pm #

    felicidades esta muy bonito espero sigas adelante Alicia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: